Año Nuevo: uvas cuestan el triple que hace un mes en Quintana Roo

En noviembre pasado el precio del kilo de uvas era de 35 pesos en los mercados.

0
115

Los establecimientos aprovechan el fin de año para aumentar los precios de los productos de consumo de temporada, como las tradicionales uvas, que alcanzó hasta tres veces más el costo comparado con noviembre.

El precio de venta del kilo de uva llegó hasta los 100 pesos, es decir un 300% más, aunque el encarecimiento de productos de consumo básico que reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) fue de 8% general el mes pasado.

Esta tendencia se presentó en los negocios de los mercados locales, así como en las fruterías, en las que los costos de este producto de gran adquisición el fin de año, se disparó por el simple hecho de que es altamente consumible el 31 de diciembre cuando llega el Año Nuevo y se hace un brindis.

Eugenia Cáceres Mejía, quien labora en una frutería del mercado Ignacio Manuel Altamirano comentó que en noviembre el kilogramo de este producto estaba en los 35 pesos, aproximadamente, sin embargo el alza de precios, autorizado o no por la Comisión Federal del Consumidor (Profeco) se aplicó.

En un recorrido realizado por las centrales de abasto locales se pudo apreciar que efectivamente la bolsa de uva roja y verde se oferta en ese precio y a los consumidores, aunque manifiestan su inconformidad por el incremento, no les queda más remedio que adquirirlas para que recibir el primer día del próximo año con los tradicionales 12 deseos.

En los supermercados de la capital, este mismo producto está en exhibición a menor precio, en 60 pesos aproximadamente el kilogramo.

No hay regulación por parte de Profeco para determinar el precio de las uvas

Algunos propietarios de los establecimientos dijeron que el precio se fija con base en la demanda que tiene el producto; en este caso, no hay una regulación oficial por parte de la dependencia federal, sino que se establece con base en la percepción del vendedor sobre la temporada.

Según los antecedentes, se comen las 12 uvas con las 12 campanadas a la medianoche, tradición que llegó a América desde España, para que se tengan los próximos 12 meses llenos de prosperidad y buena suerte.

Es por lo anterior, que las familias mexicanas gustan de seguir con esta tradición, que acompañan con un brindis.

Fuente: SIPSE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here