Sergio Ramos no tiene ofertas

El capitán del Real Madrid niega que haya recibido una propuesta del PSG; su apoderado, su hermano René, no le ha puesto aún en el mercado, a la espera de un acuerdo. Si no hay un diálogo pronto, comenzará a plantearse el futuro en otro club

0
79

Está tranquilo, pero molesto. Sereno, pero dolido. La experiencia es un grado, pero no gusta una situación de incomunicación, artificial, hipócrita. Tiene cinco meses para resolver su futuro y su objetivo actual es ganar de nuevo la Supercopa de España y sumar otro título a su historial, tras cuatro Champions, dos Eurocopas y un Mundial que encabezan su fantástico palmarés. Sergio Ramos se encuentra concentrado en Málaga para conquistar este torneo español mientras su relación con el Real Madrid es rara, increíble, irreal en cierta manera.

El capitán acaba contrato con el club blanco el 30 de junio, después de dieciséis años en la casa, y no ha llegado a un acuerdo para renovar. Lo más extraño es que el futbolista no tiene ninguna oferta externa. Incluso, según Ramos, no posee ninguna proposición en general, pues asegura que el Real Madrid no le ha presentado ninguna, aunque el club afirma que sí. Dejando esa polémica a un lado, el numero cuatro no ha barajado ninguna propuesta extranjera. Niega haber recibido proposiciones del PSG y del Liverpool.

La explicación de la familia Ramos es tan sincera, tan franca, como sencilla: simplemente, Sergio Ramos no se ha puesto en el mercado.Ramos gana doce millones netos más dos millones en bonus. El Madrid quiere rebajarle un 10 por ciento

El jugador no ha estudiado ninguna propuesta exterior porque no la ha recibido. Y no han llegado porque su hermano, que es su apoderado, René Ramos, no ha movido el mercado internacional para analizar propuestas. No ha puesto en el mercado a su hermano.

En esta situación, los clubes extranjeros no han llamado a la puerta de René Ramos y del propio Sergio, porque asumían que negociaba con el Real Madrid y pensaban que alcanzaría un pacto con el club de su vida.

Esa entente con el Real Madrid no se ha producido todavía. La familia Ramos esperará algún tiempo para ver si firma su continuidad con la entidad madridista, por uno o dos años. Pero todo tiene un límite. A partir de febrero, si la pipa de la paz no ha sido compartida por ambas partes, Sergio Ramos comenzará a pensar en otro sitio para el futuro. Los otros grandes clubes europeos no han llamado a su puerta porque entienden que seguirá en la casa blanca, pero el capitán se marcará un plazo a partir del cual abrirá esa puerta si no hay negociación efectiva con la entidad madridista.

Tendría otras ofertas cuando quiera

La ficha de Ramos es de doce millones netos más otros dos millones en variables. El sevillano aduce que el Real Madrid no le ha realizado aún ninguna oferta. La empresa señala que le ha ofrecido un año más, pero quiere que él y toda la plantilla se rebajen de nuevo el salario en otro 10 por ciento ante la grave crisis económica que genera la pandemia. Ya se redujo el sueldo de los profesionales del Real Madrid, del Castilla y de los altos ejecutivos en un 10 por ciento en mayo.

Florentino Pérez le pide al capitán que consiga de nuevo ese acuerdo general con el equipo, como si fuera una premisa metafórica para negociar su contrato particular. Es todo muy extraño. Una partida de póker con dobles parejas.

El defensa está tranquilo porque sabe que tendría equipo en cualquier momento. El único riesgo es que si sufre una grave lesión no tendría contrato con nadie, pero el Real Madrid, en esa hipótesis que nadie desea, le concedería un año más. Un año, de hecho, es lo que le ofrece ahora mismo el club madrileño y es el acuerdo que pueden firmar en cuanto hablen de verdad a calzón quitado y sin intermediarios. Si no dialoga de verdad pronto, Ramos abrirá la puerta a otros equipos.

Fuente: ABC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here